Otra leyenda negra.

Para todo lo que no está relacionado con los CSI.
Responder
Avatar de Usuario
Peritta
Mensajes: 33
Registrado: 06 Jul 2018, 18:17
Agradecido: 1 vez
Agradecimiento recibido: 28 veces
Contactar:
1191

Mensaje por Peritta » 27 Oct 2018, 17:18

Nos están echando paencima otra leyenda negra como la de La Inquisición cuando la chunga era la centroeuropea, hugonotes contra calvinistas contra luteranos contra... y estuvieron quemando brujas hasta bien entrado el XVIII, cuando aquí desde lo de Zurragamurdi en adelante se dejó de hacer y la Santa Hermandad juzgaba más a ladrones y a cuatreros que a herejes.

-A buenas horas mangas verdes viene su paternidad a juzgar al bandido cuando hace ya más de tres días que le ahorcamos.

Leyenda negra como la de la conquista de América y no exterminio, que fue precisamente lo que los anglos hicieron. Amos no jodan.
Sin embargo la leyenda negra es nuestra aún a sabiendas de que muchos encomenderos -Colón incluído- volvieron a España cargados de cadenas.

Grilletes quiero decir.

Vamos, que se penalizaban los abusos.

Pues ahora, delante de nuestras narices y con consentimiento de la administración y de la mayoría de nuestro ignorante pueblo nos están echando paencima otra leyenda negra a cuenta del General Bajito, cuando ha sido lo mejor que hemos tenido desde Los Reyes Católicos para acá.
Sí, señor, sí. Nuestros dirigentes nunca han estado a la altura del pueblo y éste ha sido una rara excepción de ésas como Recesvinto.

Los masones aún le tienen tirria -cuando hace ya 40 años que se murió, ya hay que ser rencoroso, ya- porque no les dejó meter baza ni pintarla ni hacer de figurines o de figurones por aquí en 40 años. Total que motivos creen que tienen para calumniarle.

Sin embargo los british -piratas en la jerga de los foros- lo que hacen es aprovechar cualquier oportunidad para malmeter sobre España. O por lo menos éstos son los que más han publicitado las leyendas negras ésas.
No en balde llevan siglos compitiendo con nosotros por ser la punta de lanza de occidente, pero nosotros somos la "Reserva Espiritual" y nuestra cosmovisión, aunque se parece por ser también occidentales, no es exactamente la misma.

Los carolingios, que nos miran así, como por encima del hombro -y llevan siglos haciéndolo- tampoco le harán ascos a propalar leyendas negras de generales bajitos para desviar la atención de la historia verdadera de un cabo de reemplazo con bigotillo y de represiones posteriores sin consejo de guerra, ni juicio, ni cura, ni familia que se llevara al muerto matao y ajusticiao.

Amos no joroben. Nos están llamando de todo con esa leyenda negra. Desde estúpidos hasta cobardones, por haber "padecido" y consentido durante 40 años a un dictador si no fascista sí más o menos decimonónico o trasnochado.

-Pobrecitos los españoles que habéis soportado cuarenta años de fascismo. Qué estúpidos debían ser vuestros padres. Es natural que no tengáis ni idea de democracias y otras ideas más avanzadas.

Y le quitarán a uno la razón sin argumentación, o no le dejarán hablar o no les importará lo que tenga uno que decir aunque sea Ramón y Cajal. Nos seguirán mirando por encima del hombro.

Qué cabrones.


Calendas de Octubre 1940
(no te digo ná y te lo digo tò).

ANÍBAL AD PORTAS.

Imagen

-No, no entres tú, hermoso mío, que ya salgo yo a torearte
Y es que a un toro no se le puede ir a puñetazos.

Ahí le tienen. ¡Torero!. En un quite por gaoneras que ha pasado a la historia.
Tiene aún el Fernándo VII -El Deseado, ya ves tú- un medallón en la Plaza Mayor de Salamanca ¿y se lo quitan al General Bajito?.

Nos pasa poco para lo que nos merecemos.

¿Y no lo reponen los de la Pepé cuando llegan al poder?. Que no tuvieron los santos güevos de derogar la Ley de la Memoria Selectiva ésa cuando tuvieron mayoría absoluta y abrumadora. (Los dioses dan mocos a quien no sabe sonarse).
Pero si la memoria es mu mala joer(es que si fuera buena lo íbais a flippar cabrones), ¿a ver pà qué la restringen si ella sola se olvida?.

Bueno, pues ésto:

Imagen

también es un quite por gaoneras.

En la chicuelina el engaño defiende al torero que se envuelve en el capote en el momento de la acometida del toro. En la gaonera es el cuerpo del torero quien defiende al engaño, y éste acompasa el derrote del toro sin llegar a envolverlo.

Pà que luego digan que los gallegos -o los peruanos- no tienen arte, que éso es cosa de andaluces.

Aquí dejo, para información a progres o rojeras y disgusto de nuestra nazipandi, una foto del Almirante Canaris

Imagen

Era un prusiano decimonónico que odiaba profundamente a los nazis.
No sé por qué aún no tiene estatua o placa por ahí.

Era amigo personal de Franco y fue quien le informó que Alemania había dejado de fabricar artillería de sitio por culpa de la blizkrig o como puñetas se escriba y de la guerra ésa con muchas prisas, de modo que la toma de Gibraltar (Operación Felix) lo mismo iba a ir para largo, y que la Kliegsmarine no le iba a ayudar a defender Canarias de los ingleses.

Total que Franco pidió la luna a sabiendas de que no se la iban a poder bajar.

Tras su fusilamiento por los nazis años después, por traidor, su viuda se vino para acá y murió aquí de vieja al amparo del régimen del General Bajito.
Es de bien nacidos el ser agradecidos.

Putos ignorantes.

ARRIBA ESPAÑA COÑO.

_________________
FREE ZOUHAM o abandonad toda esperanza.
Estos usuarios agradecierón al autor Peritta por el mensaje:
admin

Avatar de Usuario
Peritta
Mensajes: 33
Registrado: 06 Jul 2018, 18:17
Agradecido: 1 vez
Agradecimiento recibido: 28 veces
Contactar:
1212

Mensaje por Peritta » 15 Nov 2018, 14:19

-Haga lo que yo señor ministro: no se meta en política.
-Pero ¿qué hacemos Susceléncia?.
-Usté verá, que para éso es el ministro del ramo. ¿Yo?, cesarle si se equivoca.

Los romanos, cuando las divisiones internas en las que consiste una república impedían cualquier acuerdo y cualquier línea de actuación, elegían a un dictador por seis meses.

Sí, puede que alguno fuera escogido para gestionar la reconstrucción tras alguna inundación o desastre natural, o militar, pero mayormente los escogían para que organizaran elecciones, si no imparciales, sí con pocos muertos mataos que no accidentaos. Y es que la mala leche, desde antes de los romanos, siempre se ha vendido muy barata.

Lo malo es que dijo Sila, tras ser "escracheado" por un ciudadano romano durante tres o cuatro calles al salir de las termas, que después de aquello ningún dictador iba a dejar el cargo. Medio siglo después había emperadores.

Hoy día y digan lo que digan, nuestros partidos políticos son mu presidencialistas: se hace lo que diga el presidente y punto. Total que tenemos dictadorzuelos en partidos, sindicatos y hasta en comunidades de vecinos. Espero que no les haya tocado la cacatúa del 4ºA.
Sin embargo si sólo hay un dictador siempre se puede apelar al César ante manifiestas injusticias de cacíques y dictadorzuelos, que por no atraer la atención del césar y sus líctores, las injusticias se acababan solucionando antes de que aquellos hicieran intención de mirar.

Sí señor. Como me dan por culo los eufemismos, los postureos, los disimulos y la hipocresía, soy dictadorista. Esto es, lo soy por oposición, no por convicción, ¡y a ver qué dictador ponemos!. No, no se hagan ilusiones que no me voy a presentar yo. Estoy envejeciendo dulcemente en una comarca hobbit y además no creo estar a la altura del cargo. Fumo mucho, soy un mal ejemplo. Lo malo es que no veo personaje alguno que se lo merezca. Aún estamos en buenos tiempos y los grandes hombres que se destapan en los malos tiempos todavía no han dado señales de vida.

Total que no se hagan cocos ni se crean todo lo que cuentan en el Cuéntame, que el Zapata, el concejal ése de Madrid, es uno de sus guionistas. Les aseguro que antaño tocristo era franquista aunque sacáramos chistes del General Bajito. Donde hay miedo no da ni coraje, luego no sería tanta la represión cuando lo que nos daba era risa.

Putos ignorantes. Estáis expuestos a los telepredicadores, a los vendedores de burras ciegas y "estampitas", y a creeros leyendas negras.

ARRIBA ESPAÑA COÑO.

________________
FREE ZOUHAM o abandonad toda esperanza
Estos usuarios agradecierón al autor Peritta por el mensaje:
admin

Avatar de Usuario
Peritta
Mensajes: 33
Registrado: 06 Jul 2018, 18:17
Agradecido: 1 vez
Agradecimiento recibido: 28 veces
Contactar:
1224

Mensaje por Peritta » 20 Nov 2018, 04:30

Iniciado por Mabuse Ver Mensaje
En cuarenta años le dio tiempo a hacer muchas cosas (menos mal que lo reconoce, pero le juro yo a usté, mesié, que en el Nodo jamás salió el General Bajito con el casco de obrero y la pala postureando y haciéndose fotos como hacen los políticos ahora, o el Mussolini hace ya muchos años. Luego los pantanos y otros logros no los hizo él sino su régimen y sus tíos listos con gafas, que los había, se lo juro. Y hasta se les hacía caso. Es usté quien tergiversa la historia personalizando toda una época en un solo individuo coño), pero no supo atajar la corrupción de las clases altas y la Iglesia, o simplemente poner en vereda a su propia familia, empezando por poner en su sitio a la cleptómana de su mujer (la corrupción, el nepotismo o el amiguismo es algo humano y no exclusivo de las clases altas o de la Iglesia pero la cleptomanía de su mujer es una leyenda urbana como la de las cinco copas de Europa que el Real Madrid le debe a Susceléncia ya que era del Barça, dos veces le nombraron socio honorario). Al final, por dejadez, hastío o cobardía (éso es un juicio de intenciones, diga que le parece a usté, que cree que, que opina qué o use el condicional y así se evita que los demás le digamos que anda haciendo juicios de intenciones) no cambió nada, permitiendo que la burguesía catalana, la banca vascongada y las hordas del sur con su pelo de dehesa tomaran el control de la industria y la economía en detrimento de personajes mucho más válidos e innovadores, y dejando la política en manos de rancios canovistas ansiosos de echar mano del dinero público (cuando se empezó a echar mano del dinero público fue en la democracia, ¿no se acuerda de la famosa pintada: CORRUPSOE?.

Amos no joda. Cuando lo de Matesa se fueron tres o cuatro ministros a hacer puñetas con sus respectivos delegados, subdelegados y directores generales. De lo de Sofico no estoy tan puesto pero supongo que también rodarían cabezas y hoy día, ya ve,

sosteniendo a la de Justicia con grabaciones con el Villarejo y el Garzón y todo el carrito de los helaos.)

Alguno hubo dentro del régimen que tímidamente luchó contra ello, pero no tuvo apoyo suficiente y ganaron los fundadores del narcorrégimen y los lameculos de la puta de Inglaterra (pues ahora somos lameculos hasta de Gibraltar y les permitimos tener páginas de juego on-line y que estafen a las aduanas españolas con el tabaco y ni cerramos la verja ni les cortamos las líneas teléfónicas como hubiera hecho el General Bajito e impedido la construcción del aeropuerto ése como ellos impiden pescar a los de bajura con bloques de cemento y tal para que se les enreden las redes). Toda esa gentuza de mierda que se despreciaban a Dyc, Barreiros o La Toja llegada la oportunidad regalaron más terreno a Gibraltar, a los yanquis les dieron la base donde Peral hizo su submarino y destrozaron todo aquello que no era de su propiedad por incapacidad de competir.

Estas leyendas negras lo que hacen es darnos mu mala prensa de cara al exterior. Ya ves tú lo que me importará a mí dice el chileno, que también tienen mala prensa en toda hispanoamérica y luego resulta que es el país más próspero, más puntero y más civilizado de por allí. Puede que esa mala prensa sea la que les empuje a espabilarse como pasó por aquí cuando nos dio por la excelencia, el meritoriaje y la tecnocracia.

No, donde estas leyendas negras hacen más daño es en la propia España pues siembran un sentimiento de culpa que nada tiene de bueno y que recogen los jóvenes porque ésos son esponjas que lo absorben todo y además no tienen una memoria que oponer a ningún himalaya de mentiras, que es lo que son estas leyendas negras.

No, a mí nadie me va a hacer sentir culpable de ajenos pecados: yo tengo memoria.

Los pueblos que no tienen memoria están condenados a tropezar varias veces en la misma piedra, y que no digan que la segunda vez la historia se repite como comedia porque los romanos repitieron lo del triunvirato y creo que a la segunda hubo más sangre que en la primera. Puede que sea porque la memoria que primero se pierde es la inmediata.

-¿Qué estaba haciendo yo antes de ponerme a teclear por aquí. ¡Ah!, sí. Bueno, luego más.
_______________
FREE ZOUHAM o abandonad toda esperanza.

Avatar de Usuario
Peritta
Mensajes: 33
Registrado: 06 Jul 2018, 18:17
Agradecido: 1 vez
Agradecimiento recibido: 28 veces
Contactar:
1289

Mensaje por Peritta » 15 Ene 2019, 20:43

Me juego las cervezas de media barra y los cubatas de la otra media a que propagan esta leyenda negra para disimular su historia negra.

Que no leyenda.

No señor, el General Bajito no firmaba penas de muerte, éso lo hacían los jueces y había voces que clamaban justicia y también voces que clamaban venganza. La última pena estaba en vigor aquí y en los modernos y adelantados países nórdicos. Amos no joroben, lo que firmaba Susceléncia eran conmutaciones de penas de muerte y siempre después de cenar, que es cuando más benevolente se siente uno.

Hoy día vuelve a haber voces -incluso en los claustros universitarios- que piden la reinstauración de la pena de muerte:

Imagen

Y todo éso si no aparecía un cuñado falangista, o militar, o eclesial o, ¿qué sé yo? y escaqueaba a algún condenado a muerte o a nosecuantísmos años como le pasó al Abuelo del Pablo Iglesias, que el Girón de Velasco le alivió la pena que le habían echado paencima (era miembro de una cuadrilla que se dedicaba a hacer levantones -secuestro y asesinato para los que no son de Badiraguato- o por lo menos participó en dos de ellos) y hasta le solucionó la vida después.

El que escribió aquello de "paz, piedad y perdón" fue Azaña, un estupendo escritor pero sin lectores. Luego lo de los perdonaos no sé si sería por piedad, aunque el Cristo de Málaga y el de nosedonde siguen indultando a un preso todos los años, pero tiendo a pensar que como lo que hacía falta nada más terminar la guerra eran brazos para sacar adelante una cosecha, tiendo a pensar que lo de los perdonaos fue más por ésto que por lo otro.

El Alferez Pepe acabó la guerra en un campo de prisioneros cerca de Madridejos y presumía de haber dejado menos prisioneros que cuando llegaron.

-De 800 a 600 en solo dos meses.

Luego aunque a mí me pareciera escaso el número, es de entender que les llegarían cautivos y desarmados todos los días.

-Allí cualquiera que llegaba con un papel firmado por el maestro de su pueblo, el cura o el alcalde se llevaba al prisionero y santas pascuas.
Una vez se me presentaron tres tipos que habían venido en coche a reclamar a un prisionero. Lo mandé traer y cuando vio a los tres tíos se le cambió la cara.
Total que les dije que no se lo podían llevar.
Usté no sabe qué ha hecho este tío, usté no sabe con quién está hablando, que si ahora mismo nos vamos a ver al coronel que manda el campo y se va usté a enterar de lo que vale un peine y otros ladridos similares -dijeron los tíos.
Hagan ustedes lo que les parezca pero tienen tres minutos para salir del campo de prisioneros o se quedan dentro.
Cuando se fueron más cabreaos que una mona llamé al coronel, que era un hueso de taba para los profesionales pero una madraza con los provisionales, y le dije que para allá iban tres tíos a los que no había querido entregar a un prisionero porque si lo hago no iba a pasar de la tercera curva.

El alferez les ha dado tres minutos para abandonar el campo ¿no?. Pues yo les doy un minuto. Ya están ustedes desfilando -dijo el coronel.

Muchas gracias mi alférez, si me entrega me matan -dijo el prisionero.
A usté le juzgará quien le tenga que juzgar que gracias a Dios no seré yo. Yo ya estoy con ganas de licenciarme e irme para casa.

Luego a aquél alférez le tocaría hacer la mili y después vuelta a estar movilizado por culpa del maquis. Creo que fue muy común en la quinta de los nacidos en 1919.

____________________
FREE ZOUHAM o abandonad toda esperanza.



Éste es un tal Chaves Nogales que se cree literato y hasta tendrá el título de historiador, no sé si con doctorado cum-laude. Pero últimamente éso se lo dan a cualquiera.

A cualquiera que pueda pagarlo con favores o con dineros.

Imagen

Bueno, pues ha escrito un decálogo de cómo escribir una novela que verse sobre la Guerra Nuestra (no la llamo Guerra Civil porque no sé por qué número vamos) en lugar de escribirla él y dejarse de consejitos.

El Reverté le tira de las orejas y yo comento ahí algo y como el trabajo de copiarlo aquí es largo les dejo el enlace:

Pero como tengo tiempo, aquí les copio lo que le dice el Reverté

Chaves Nogales era un fascista

Acabo de leer un artículo publicado por un jovencísimo y presunto historiador, responsable de literatura de la Fundación de Investigaciones Marxistas y director de una Revista de Crítica Literaria Marxista —así se define él en su biografía— llamado David Becerra Mayor, con el humilde título Decálogo para escribir una novela sobre la Guerra Civil. Nada menos. Y como de vez en cuando escribo novelas, aunque todavía ninguna sobre ese asunto, y como resulta también que en otro tiempo estuve en media docena de guerras civiles en Europa, África y América, así como en doce o quince de las otras, y por tanto algo de ello recuerdo, y además la Guerra Civil española no me la contaron de segunda mano jovenzuelos presuntuosos, sino varios de sus protagonistas, el decálogo en cuestión me ha picado la curiosidad. A ver si aprendo algo, me he dicho. Por si un día me pongo yo a la faena, vaya. Y lo he leído. Y también he leído, porque Internet facilita esas cosas, declaraciones del autor sobre las novelas ya escritas sobre el particular. Declaraciones que pueden resumirse en que nadie, a juicio del tal Becerra —quizá porque hasta ahora no habían leído su decálogo—, ha escrito nunca una novela digna o satisfactoria sobre la Guerra Civil; porque de cuantos lo intentaron, entre ellos Javier Cercas, Muñoz Molina, Dulce Chacón y Almudena Grandes, ninguno fue capaz de llegar al grado de perfección ideológica marxista que Becerra considera condición indispensable para quien ose acometer tamaña empresa.

Dicho en corto: David Becerra Mayor, que por las fotos dudo haya cumplido los cuarenta años, en un ejercicio de soberbia intelectual que David Becerra Mayor estremece no tanto por lo ingenuo como por lo siniestro, en vez de escribir él mismo una novela magistral que acabe quod erat demostrandum con las otras, se atreve a establecer un decálogo, unas reglas ideológicas que deberían ser cumplidas por cuanto escritor aborde el tema. Reglas que pueden resumirse en una: todo intento de novelar de modo ecuánime favorece a los malos. Hay que ir a ello con ganas de ajustar cuentas. Es necesario contar todo el tiempo que nuestra guerra civil no fue una carnicería fratricida de causas múltiples y complejas, sino el caprichoso alzamiento de cuatro militares, curas y banqueros armados por Hitler y Mussolini contra un pueblo español unido, noble y trabajador, que se opuso al fascismo como un solo hombre y una sola mujer. Un pueblo español que, por supuesto, jamás actuó movido por el odio y la venganza -como sí hizo el otro bando, que no era pueblo ni era nada-, sino por defender una idílica república que estaba a pique de convertirse, con un poquito más de paciencia y salivilla, en el paraíso del proletariado. Contar atrocidades del bando republicano es, por tanto, favorecer a los fascistas. Escribir, como hizo Chaves Nogales («Tanto o más miedo tenía a la barbarie de los moros, bandidos del Tercio y asesinos de Falange, que a la de los analfabetos anarquistas o comunistas»), que en todas partes hubo héroes y criminales, es hacer un favor a las clases que dominaron y dominan. Es tibieza y falta de compromiso literario. Traición, incluso. Por eso el tal Becerra se atreve hasta a decretar cómo concluir esas novelas; pues cualquier final feliz, dice, es un acto ideológico que favorece la memoria de los malvados.

Resultaría consolador pensar que niños góticos posmodernos, fatuos con ansias de historiar como el arriba citado, se limitan a eso: a parir decálogos mediocres, disparates sectarios de los que uno puede reírse con cuatro teclazos. Pero hay algo más, que no da risa. Hay algo en sujetos como él de inquietante, de maligno, que trasciende la anécdota estúpida. Leyéndolo -sobre todo la lista de novelistas que desgrana, marcándolos con salivazos de rencor- es imposible no recordar, para los que sí sabemos, sí hemos leído y sí hemos vivido, a todos aquellos presuntos intelectuales que en ambos bandos, con camisa azul o con mono de miliciano, pero todos con pistola al cinto, paseaban por los cafés de retaguardia con listas de nombres en el bolsillo, cebando con su rencor y su vileza paredones, cunetas y fosas comunes: tumbas de la infamia que el bando vencedor desenterró en la posguerra y los hijos y nietos de los vencidos intentan, legítimamente, desenterrar ahora. Tumbas, unas y otras, cuya mención debería servir para no repetir errores y tragedias; no para que pseudohistoriadores irresponsables pretendan reescribir a su torcida manera, para las generaciones jóvenes, la historia de unos años trágicos que ni vivieron ni comprenden, y que lo hagan cegados por las orejeras de la estupidez y el imbécil fanatismo.

15 de mayo de 2016
_______________-
Y aquí lo que le digo yo:

Pues muchas gracias don Arturo por dejarme publicar en su blog que, si sigue siendo amable, me va a servir a mí para matar el ansia de teclado que me entra de cuando en vez.
Es que me han congelado la cuenta Facebook ¿sabe?, supongo que por escribir en políticamente incorrectés y cachondearme de las ocurrencias de alguna que otra alcaldesa, y esperando a que vuelva yo por allí deben de estar.
Total que no puedo comentar las noticias en los 'pedriódicos' digitales que usan ese sistemilla y aquí me tiene usté para continuarle los hilos. Luego si no pespunteo en alguno será porque no tendré ni puñetera idea del tema y no querré meter la pata ni enguarrinarle el blog, y no porque me haya dado un derrame cerebral o me haya atropellado un camión

o éso espero.

Bueno, pues muchas gracias por presentarnos a ese comisario político de cuyo nombre no quiero acordarme, funcionario con ínfulas de historiador que, como bien dice usté mesié, no ha escrito novela alguna.

Y es que los komisarios polítikos (lo de la k es porque queda más alternativo) nunca escriben ná y mucho menos una novela que hay que sacarse del magín, quiero decir: inventársela. Lo único que escriben son consignas, y éso si es que no repiten -o plagian sin cambiar una triste coma- las que les envía la superioridad

incluso con erratas tipográficas.

Total que aunque sea la parte central de su texto don Arturo, no voy a decir más del prenda éste.

Yo también he oído la guerra de primera mano señor, y en primera línea oiga. En el frente de Guadarrama y desde la Corraleta de la Muerte ya le digo. Lo que pasa es que no sé si sería muy representativo, pues desde la batalla de Alto del León y exceptuando algún que otro contraataque para recuperar alguna cumbre, aquel frente estuvo tranquilo hasta el final de la guerra y los soldados se oían de trinchera a trinchera.

-Hijo puta.
-Pues tú más.

Yo puedo hablar desde el invierno 1937-38 en adelante, con las posiciones consolidadas, y donde se solían decir estas cosas en lugar de soltar un balazo porque se podía organizar una zapatiesta de las gordas sin que nadie hubiera ordenado nada de nada, y además se demostraba cierta cobardía con el consiguiente cachondeo y rechufla por parte de los compañeros.

Y mucho más por la noche cuando despertabas a tocristo.

-Manos arriba.
-No me da la gana.
-Que levantes las manos coño.
-Que no. Si me quieres pegar un tiro me lo das, pero tú no vienes a por prisioneros, que a por prisioneros no se viene con la ropa sucia y el jabón. Tú te has traído el fusil y yo no, y pretendes llevarme prisionero cuando sólo has venido a lavar.
Anda, mira a ver si tienes papel que el tabaco lo pongo yo.

Historias como ésa he oído muchas referidas a ese frente y de diversas fuentes. Pero sabe usté mejor que yo que en las guerras pasan muchas más cosas.

La Corraleta de la Muerte era un saliente en el frente y recibía tiros desde tres direcciones distintas. A ver si vuelvo a contactar con un aficionado a la historia (historiador es un título que dan en la 'complu' y convalida la prensa adicta, quiero decir abducida) que creo que ha escrito un libro sobre la batalla del Alto del León y me dice dónde estaba exactamente, o éso me prometió por correo electrónico antes de que un colapso informático interrumpiera una posible amistad.

Bueno, pues lo peor en la Corraleta de la muerte eran los tiros de mortero que se colaban en la posición sin que tuvieran que hacer mucha puntería, y contra los que no se podía hacer nada ya que las balas, entonces, no podían doblar esquinas ni montañas. Lo único que se podía hacer era reforzar el techo del chabolo y meterse bajo él cuando alguien gritaba: ¡mortero!, ya que se oía al salir.

El tejado del chabolo estaba hecho de seis o siete filas de piedras y troncos de pino alternados y había que reparar frecuentemente. Las esquirlas de las piedras hacían de metralla y cualquier manta o pantalón que hubiera tendido a cierta distancia acababa con agujeros. Piojos y ratas.
Para reparar el techo se podía hacer un camino de cuatro kilómetros con un tronco de pino al hombro pero completamente desenfilado, o acortar por otro camino más breve aunque con una parte -cuesta abajo- expuesto, al que tiraban con ametralladora desde lejos.

Pues bien, casi todo el mundo tomaba el camino más corto arriesgándose a sufrir un balazo -o varios- dependiendo de quién estuviera ese día al mando de la ametralladora enemiga, ya que tiraban más a putear que a dar. Había una tecniquilla: se echaba a rodar el tocho de pino hasta unas peñas y después iba detrás el soldado con muchas prisas hasta esas mismas peñas que le servían de parapeto, y después ya solo eran unas decenas de metros expuesto.

Naturalmente si un hijoeputa estaba a cargo de la ametralladora entonces la gente usaba el otro camino y éste sólo podía matar a un soldado de cada vez. Pero como hasta en las guerras los fildeputas son, por puritíca estadísica, poca gente y suelen ser de los primeros en caer, el que tiraba a putear y a hacer puntería solía gastar más balas y divertirse más, que el hijoeputa que tiraba a dar porque se quedaba sin blancos a los que tirar más rápido que pronto.

Otra, de unos que reparaban una alambrada por la noche y estaban clavando estacas donde sujetar los alambres. Sargento veterano el del mazo y jovencito de 18 años el que sujetaba la estaca, dan tres golpes y en seguida una ráfaga de ametralladora los tiraba al suelo. De noche se oye todo. El joven no sujetaba la estaca aferrándola fuertemente con las manos porque las rebabas de la madera se le clavaban, luego las cogía con los metacarpos porque ahí se le clavaban menos.

Un golpe, nada. Otro golpe, nada otra vez. Y al tercero, como hacía ya desde un buen rato, la ráfaga de ametralladora por encima de sus cabezas.

No sé cuántas habían clavado, ya que la cosa era una reparación puntual, pero por no sujetar bien la estaca ésta saltó golpeando la cara al joven que se quejaba en el suelo.

-¡Eh!. ¿Os hemos dao?. -Gritaron desde el otro lado.

Y el gelipoñas ése diciéndonos que no contemos éstas cosas, y tengo algunas más para contar don Arturo pero no es el sitio el blog de otra persona. Gelipoñas él pero gilipoyas nosotros por hacerle caso y no contarlas.

Total que cuando alguien, que nunca me contaba lo de los tiros a dar y la sangre y los quejidos de los heridos que en las zapatiestas que seguramente se formarían de cuando en cuando en aquel frente, me contó que se llegaron a echar un partidito de furbol-soccer amigos contra enemigos y que el comandante cuando se enteró de aquello deshizo la compañía, pero como no me dio muchos detalles porque estaba de permiso o haciendo el curso de alférez provisional no le llegué a creer.

Y era mi padre señor. Era mi padre.

Malditos historiadores de la "Complu".

Un día me iré como se fueron tantos, de los que solo queda en el recuerdo el fracaso de una vida que fue entrega a unos ideales que murieron.
Alguien me habló de amor, de patria de grandeza, de Dios, de sol, de imperio, y sembró ideales de justicia para un mundo por nacer de nuevo.
Y envuelta en nubes, como sol de invierno, mi fe arraigó, mis ideales luego, defendí con el ardor caliente que en la lucha ponen los guerreros.

Han pasado los años y el sembrador de sueños renegó de su siembra, olvidó aquello, y embarcado ahora en otras naves dirige su rumbo hacia otros puertos...
Pero al joven que entregó su vida, porque falsos profetas le mintieron, de ellos no le queda, tan siquiera, la oración que debemos a los muertos.

Ahí queda éso.

_________________________
FREE ZOUHAM o abandonad toda esperanza.
Estos usuarios agradecierón al autor Peritta por el mensaje:
admin

Avatar de Usuario
Peritta
Mensajes: 33
Registrado: 06 Jul 2018, 18:17
Agradecido: 1 vez
Agradecimiento recibido: 28 veces
Contactar:
1389

Mensaje por Peritta » 02 Abr 2019, 00:15

Estas leyendas negras lo que hacen es darnos mu mala prensa de cara al exterior. Ya ves tú lo que me importará a mí dice el chileno, que también tienen mala prensa en toda hispanoamérica y luego resulta que es el país más próspero, más puntero y más civilizado de por allí. Puede que esa mala prensa sea la que les empuje a espabilarse como pasó por Aquí cuando nos dio por la excelencia, el meritoriaje y la tecnocracia.

No, donde estas leyendas negras hacen más daño es en la propia España, pues siembran un sentimiento de culpa que nada tiene de bueno y que recogen los jóvenes porque ésos son esponjas que lo absorben todo y además no tienen una memoria que oponer a ningún himalaya de mentiras, que es lo que son estas leyendas negras.

No, a mí nadie me va a hacer sentir culpable de ajenos pecados: yo tengo memoria.

Los pueblos que no tienen memoria están condenados a tropezar varias veces en la misma piedra, y que no digan que la segunda vez la historia se repite como comedia en lugar de como tragedia porque los romanos repitieron lo del triunvirato y creo que a la segunda hubo más sangre que en la primera.
Puede que sea porque la memoria que primero se pierde es la inmediata.

No, si éstos no son los únicos sanbenitos que nos han echao o nos pretenden echar paencima, que la gripe de 1919 (50 millones de muertos, ya le digo, como la segunda guerra mundial) es conocida por ahí en guirilandia como la "gripe española". Y hasta algún incauto de por allí se pensará que se originó por aquí.

Y no.

Lo que pasaba es que la gripe ésa se debía de haber estado llevando gente por delante desde hacía ya tiempo y como estaban en guerra los carolingios ésos,..... bueno, y los british, y los gringos, y los eslavos, joer ¡cómo estaban las cabezas!, pues resulta que en esos países había una censura muy férrea que escondía información, más o menos como ahora, y escamoteaba datos de mortandad, como hoy esconden datos de violaciones y agresiones ¡joer cómo están las redacciones!, pues resulta que la plebe del común de esos países ignoraba que una epidemia de gripe recorría el mundo.

Aquí no porque no estábamos en guerra y además somos un condenado país de porteras.

A mucha honra por otra parte.

Y la sífilis oiga, que también nos la han echado paencima.

Qué cabrones.

ARRIBA ESPAÑA COÑO.

_______________________
FREE ZOUHAM o abandonad toda esperanza.

Responder